Una Nueva Oportunidad para las Cooperativas

0
108

Fernando Becker, presidente Cooperativas A.G

En marzo no solo iniciará el año laboral, donde los chilenos retornamos de vacaciones a nuestras ocupaciones, sino que el 2018 será especialmente particular, ya que asume un nuevo gobierno de nuestra república: y cada nuevo gobierno, es un nuevo comienzo.

Por lo tanto, vemos con esperanza como se abre una nueva oportunidad para las miles de cooperativas en nuestro país, y casi sus dos millones de asociados. Creemos firmemente que el cooperativismo no ha sido aprovechado hasta la fecha en Chile, ni alcanzado todo el potencial que ha demostrado en países de todo el mundo, como Alemania o Estados Unidos.

Las cooperativas son una oportunidad en sí mismas, sobre todo para la economía nacional y regional, ya que fortalece el emprendimiento, la descentralización, la innovación, la generación de empleo y la distribución de la riqueza, esto último uno de los grandes desafíos de nuestro país. La estructura cooperativa brinda estabilidad política y social a los países en el tiempo, pues le entrega soluciones a la clase media.

En nuestra Asociación de Cooperativas del Sur, junto a COOPERA y el Foro Cooperativo, generamos a fines del 2017 una propuesta del sector cooperativo, para los entonces candidatos presidenciales. Al Seminario donde la presentamos, asistió en representación del actual presidente electo el economista Tomás Flores. Este documento señala la necesidad de crear un “Instituto Nacional de Cooperativas”, junto a un reconocimiento constitucional para el sector. Se requiere la eliminación de trabas legales que impiden a las cooperativas desarrollarse en diversos ámbitos de la actividad económica en Chile como el sector bancario, los seguros, el ahorro previsional y otros, además de la incorporación de los contenidos de la economía social y cooperativas en los distintos niveles educativos, junto con potenciar y difundir la educación cooperativa en todos los estamentos y niveles educacionales, esfuerzo que debe presentar ribetes nacionales.

Para esto, requerimos que se nombren a personas con un alto conocimiento, nivel técnico y profesionalismo en los puestos clave y departamentos que debería ser relevantes para el sector cooperativo, como lo es el DECOOP, el cual demandamos evolucione en una entidad de peso y prestancia, o se transforme en otra institución, que realmente sea gravitante para potenciar el cooperativismo en Chile.

Hacemos por lo tanto extensivos nuestros requerimientos a las nuevas autoridades, de las cuales esperamos lo mejor, pero a quienes también golpearemos la puerta una y otra vez, con el fin de cumplir con nuestro objetivo de difundir y promover el cooperativismo, sobre todo entre las siguientes generaciones, para que esto sea realmente un nuevo comienzo, ya que el sector cooperativo es la punta de lanza para un nuevo resurgir de nuestra economía nacional.